Tres sistemas para reforzar la seguridad de tu chalet

Tres sistemas para reforzar la seguridad de tu chalet
5 (100%) 2 votes

Un chalet es una edificación especialmente vulnerable a la entrada de intrusos. La posibilidad de trepar los muros, la poca altura de las ventanas y la habitual ausencia de vecinos hace que vivir en un chalet no sea la opción más segura. Sin embargo, incrementar la protección de tu casa es posible. Y en este caso no nos referimos a la instalación de costosas alarmas. Desde Cerrajería Rubio te recomendamos colocar en tu chalet tres elementos arquitectónicos fundamentales para garantizar la seguridad de una casa: rejas, vallas y puertas de chapa.

Instalación de Rejas, Vallas y Puertas de chapa

Si paseas por una zona residencial, podrás ver pocos chalets que no dispongan de rejas para ventanas. Probablemente te costará encontrar alguno que no tenga vallas en los muros. Mientras que será imposible cruzarte con un chalet que no disponga de una puerta de forja como acceso al recinto.

Rejas

Las rejas son elementos arquitectónicos comunes a todas las ventanas que se encuentran en pisos bajos o primeros pisos. De igual manera que se pueden ver rejas para puertas de terrazas, convirtiendo a estos accesos en inquebrantables para los intrusos.

Vallas

Las vallas están diseñadas para aumentar la altura de los muros e impedir así que los posibles intrusos consigan saltar el mismo. La incorporación de algunos elementos como puntas de flecha aumentará más aún la seguridad. Por otro lado, cumplen la función de proteger la intimidad de las casas.

Puertas de chapa

Las puertas de chapa son imprescindibles en un chalet. Su función es impedir que el acceso principal de los habitantes de la casa se convierta también en una puerta abierta para los asaltantes. Con la dureza de la chapa y la fijación con tornillos inviolables, la puerta principal será totalmente segura.

No hay comentarios

Escribe un comentario